La Diputación destina 100.000 euros a salvar hórreos y palomares

Cuando se inauguró la exposición Palomares de León. Utopía en camino en el Museo Etnográfico Provincial de León, tuve oportunidad de comentar el trabajo que estábamos realizando desde la Asociación de Amigos de los Palomares de León, el presidente de la Diputación Juan Martínez Majo se comprometió personalmente a sacar una línea de subvenciones para restaurar los palomares de nuestra provincia, ya que había una subvención para ellos pero en realidad ningún palomar de la provincia de León cumplía los requisitos que se pedían, estoy contenta de conseguir hacer realidad esta utopía y se empiecen a valorar los palomares de nuestra provincia como se merecen, el sr. Majo de momento parece ser que cumplió su palabra con los palomares.


La institución provincial organiza actividades culturales en un millar de pueblos con un presupuesto de 600.000 euros.

 

La Diputación de León organiza más de mil actividades culturales en la provincia durante el verano en las que se estima que participen más de 50.000 personas. El objetivo es «devolverle la cultura a los pueblos», según el presidente de la institución provincial, Juan Martínez Majo. Una programación que a la Diputación le costará casi 600.000 euros.

«Estas actividades van desde mercados artesanos a teatro, exposiciones, veladas de tradición oral, música tradicional talleres o filandones, entre muchas otras», señaló Majo. Para todo ello, la Diputación de León destina un total de 278.000 euros. A esta cantidad hay que sumar otros 80.000 euros para llevar a los pueblos la música de distintos estilos, danzas populares, espectáculos circenses, teatro de calle, magia... Todas las iniciativas incluidas en este programa se desarrollan en 82 ayuntamientos y 69 juntas vecinales, en un total de 218 localidades. En esta convocatoria, destacó Juan Martínez Majo, «hemos atendido todas y cada una de las solicitudes que se han presentado en la Diputación».

Además, hay otra partida de 200.000 euros para llevar a cabo cerca de 600 talleres de arte y exposiciones, de patrimonio cultural y de animación a la lectura, en los que participarán alrededor de 23.000 personas.

Además, el presidente de la Diputación explicó las subvenciones que se han aprobado durante las últimas semanas, por un valor de 400.000 euros, entre las que destacó la recuperación de hórreos y palomares, por un importe total de 100.000 euros, o la que está encaminada a apoyar las iniciativas a preservar el patrimonio documental como parte de la historia de la provincia, colaborando con los ayuntamientos en la realización de proyectos de digitalización de fondos archivísticos, a lo que la institución provincial destina 80.000 euros.

La institución también ha aprobado subvenciones destinadas a apoyar la puesta en marcha de actividades de promoción y recuperación de la música tradicional leonesa, en lo que se invertirán 30.000 euros. Como cada año, se ha aprobado la relación de localidades que han resultado beneficiarias de las subvenciones para la restauración de Bienes Muebles de la Cultura tradicional, que se repartirán un total de 30.000 euros. En esta ocasión han sido varas, pendones, yugos, campanas, lienzos o indumentarias tradicionales, entre otros muchos elementos, pertenecientes a 23 ayuntamientos de la provincia.
Para el Patrimonio Inmueble de Interés Etnográfico, la Diputación destina este año 83.000 euros a los ayuntamientos. Esta cuantía va dirigida a la recuperación de edificios singulares de patrimonio civil representativos de la arquitectura tradicional y otras pequeñas construcciones, priorizando las construcciones con tipologías únicas o en grave riesgo de desaparición, como hórreos, pallozas, pozos o fuentes.

Por otro lado, las Bandas de Música cuentan este año con 60.000 euros, que se repartirán once ayuntamientos. «Con ellos colaboramos para que puedan comprar uniformes o instrumentos», aclaró Majo.

Finalmente, las subvenciones para los catorce ayuntamientos que gestionan Escuelas de Música, que contarán con 448.000 euros. Los Ayuntamientos beneficiarios son Astorga, Bembibre, Benavides de Órbigo, Cacabelos, Fabero, La Bañeza, La Robla, San Andrés del Rabanedo, Sahagún, Valencia de Don Juan, Valverde de la Virgen, Villablino, Villafranca del Bierzo y Villarejo de Órbigo.

Artículo publicado en el Diario de León

Irma Basarte10.-

 

HERBARIO SONORO. “¿Dónde están los libros?”. Texto de Raúl de Tapia para El bosque habitado de Radio3 #UtopiaPalomaresR3



Texto de Raúl de Tapia para el programa El bosque habitado de Radio3, dedicado a la utopía de los palomares de León, aquí puedes escuchar el podcast. Por cierto el programa #UtopiaPalomaresR3 fue Trending Topic nacional.

HERBARIO SONORO. “¿Dónde están los libros?”.
De Raúl de Tapia que es Raúl Alcanduerca

- Papá: ¿Por qué no hay libros en esta biblioteca?

Mi hija, con cinco años, hace esta pregunta al entrar por primera vez en un palomar abandonado.

Era una hermosa construcción de planta circular, como un molino sin aspas ni velas. En mitad de la estepa cerealista resultaba totémico, presencial, pero ella lo llevó a su imaginario, o mejor, a su realidad. Aquellos nidales sin ocupar, eran anaqueles vacíos, estanterías huérfanas de las historias que le narraban los cuentos.

- No hay libros Luna, porque es un palomar. Aquí hacían sus nidos las palomas y sacaban sus pollos adelante.

Claro, la respuesta la dejó entre fascinada y desconsolada. Le conté la verdad a medias, no me apetecía desvelarle el fin último de estas crianzas. Pero ella no descartaba la convivencia entre libros y aves.

- ¿Y qué comían las palomas?

La nueva pregunta nos metió de lleno en el paisaje de trigos y cebadas. Así le pude contar que las granas que rondaban por el suelo eran las semillas de los cereales. Que a los pichones, como a ella, les gustaba ese desayuno. Cogió algunas espigas, curioseó por sus hojas y reparó en la blanquecina lígula, diminuta y traslúcida escondida en los haces. Todo lo pequeño era su fascinación.

Luego, Luna, me contó su versión de los hechos, que os trasmito con mis palabras:

Al parecer, las palomas se criaban en nidos hechos de libros, donde los relatos se mezclaban con ramillas y muchas hierbas. Los pichones se alimentaban de palabras y sementeras, e iban construyendo sus propias fábulas. Como estos pollos iban creciendo con buenas historias se convirtieron en buena gente, que necesitaba contar sus propios cuentos en otros pueblos y palomares. Al crecer, todas marcharon, llevándose sus nidos – libros, pues tenían alas fuertes de los muchos verbos y adjetivos que las nutrieron.

Al llegar a un nuevo destino, dejaban sus libros para que otras palomas criaran a sus pollos con trigos y palabras. Allí contaban las nuevas historias que inventaron cuando eran volanderos, sonando como arrullos y gorjeos al oído de los paisanos.

Parece ser, que de esta forma se convirtieron en palomas cuentacuentos, engañando a sus supuestos dueños, que pensaban que ellas viajaban de uno a otro palomar como palomas mensajeras.

- Cosas de los mayores que no veis lo que pasa… -me dijo.

Por eso siempre hay palomas volando de un sitio a otro, en los pueblos y en las ciudades, porque nos quieren contar sus historias que sólo escuchan los jubilados en los parques.

Desconcertado, no pude por menos que preguntarle, que porqué allí no había libros ni palomas.

- No te preocupes, sé que están viniendo, siempre van donde hay niñas curiosas y mayores que escuchan.

“¿Dónde están los libros?”.
Del Herbario Sonoro de Raúl de Tapia que es Raúl Alcanduerca para el Bosque Habitado

Gracias Raúl de Tapia, gracias María José Parejo, gracias Bosque Habitado de Radio3 y gracias a todos los conmovidos y conmovidas que creéis en la utopía de los palomares de León.

Irma Basarte10.-

Las hermosas aristas de la utopía

HOJAS DE CHOPO

Las hermosas aristas de la utopía


ALFONSO GARCÍA
12/06/2017

La utopía es uno de los fundamentos del futuro. «Corremos tras los sueños. Qué otra cosa podemos hacer», escribió Celso Castro en Sylvia, una novela hermosa. Lo que ocurre es que normalmente estas actitudes pertenecen de forma casi exclusiva a la esfera de muy pocas individualidades, que desde el silencio, la constancia y la fortaleza de ánimo, casi siempre desde la soledad, diseñan un camino de largo recorrido cuyo trazado sufre numerosas rectificaciones sobre todo por parte de quienes se instalan en la realidad que acuna y adormece. Los acomodaticios statu quo suelen ser obstáculos difíciles de salvar, bien por parte de quienes temen el más mínimo atisbo de incertidumbre, bien por parte de quienes hacen más caso al sillón que al pueblo al que dicen representar.

A uno le reconforta, sin embargo, saber que estas voces que reclaman compromisos activos en una sociedad sean escuchadas en alguna ocasión, quizá porque su voz les haya llevado a las puertas de la evidencia. Cuando la sociedad civil toma conciencia de una realidad, se ha dado un gran paso, sin duda. Tal es el caso, por poner un ejemplo, del desdén con que la Junta enfoca el tratamiento económico hacia esta tierra, muy lejos de la ecuanimidad y el equilibrio, vaciando las legítimas aspiraciones, más ricas sin esta pertenencia impuesta contra la voluntad de la ciudadanía. A los hechos y constataciones me remito en uno y otro caso. Repartir o conceder algunas migajas cuando aprieta la agonía es una manifestación de indecencia. La dignidad se pone en entredicho cuando se violentan los principios. La utopía cree necesaria la búsqueda de una sociedad mejor, más solidaria y más justa. Supongo que por ello todos somos un poco utópicos.

Sobran ya, por otra parte, los argumentos de salón o de barra de bar, los argumentos llenos de aires sentimentales. Necesitamos poner, cada cual en su medida, bases de fortaleza, argumentar, generar riqueza y reivindicar (rei-vin-di-car) en la línea del razonamiento, no del victimismo que aniquila aspiraciones. Pienso ahora en ello pensando en Irma Basarte, «la utópica defensora de los palomares leoneses», como la definió A. Gaitero, al realizar «el inventario más completo y actual de las ‘casas rurales’ de las palomas y hacer un llamamiento a su conservación y protección para salvar un patrimonio de origen ancestral muy arraigado en la provincia de León». Ese es el camino. Una labor de años, de esfuerzos y de entrega. Gracias.

Publicado en el Diario de León

¡Gracias!

Irma Basarte10.-

Los palomares, patrimonio en riesgo de desaparecer

ARQUITECTURA RURAL LEONESA

Los palomares, patrimonio en riesgo de desaparecer

A.M. | 18/06/2017 - 10:21h.

La exposición 'Palomares de León. Utopía en el Camino' recoge el exhaustivo trabajo de investigación realizado por Irma Basarte, presidenta de la Asociación de Amigos de los Palomares. La muestra puede verse hasta finales de junio en el Museo Etnográfico de Mansilla de las Mulas y, después, se hará itinerante por distintos puntos de la provincia.



                                                                                                                                                             
Salvar los palomares de la provincia de León. Este es el ambicioso reto que se ha propuesto la presidenta de la presidenta de la Asociación de Amigos de los Palomares de León y bloguera de iLeon.com, Irma Basarte. Para ello, se ha recorrido de punto a punto la provincia leonesa con el objetivo de elaborar un minucioso inventario, no existía ninguno hasta ahora, que recoja todas y cada una de estas construcciones así como su estado de conservación.

El motivo, según ella misma explica, es que, "si no sabemos ni dónde están ni cómo tampoco se pueden salvar".  Un exhaustivo trabajo que comenzó en 2011 y que realiza en los ratos libres que el trabajo le permite y sin ningún tipo de ayuda económica. Hasta el momento, ha logrado examinar casi un 90% del territorio, y tan sólo le falta una pequeña zona del Páramo.

Por ahora, Basarte ha logrado documentar hasta 1.300 palomares, en muy distintos estados de conservación, aunque la mayoría, reconoce "son ruinas, aunque hay de todo, pero hay más mal que bien". Todos ellos figuran ahora en la base de datos, están geolocalizados, medidos y cuentan con su respectiva fotografía.

Irma Basarte.
Irma Basarte.

Muchos de ellos, agrega, están "en estado de alerta". "Hay que pensar que hay que restaurarlos, es lo que se intenta hacer, concienciar a la población, tanto a dueños como instituciones para salvarlos".

Casi sin ayudas y sin protección

En cuanto a las ayudas económicas que pueden percibir estas construcciones, Basarte explica que pese a que existe una subvención para restaurarlas del Instituto Leonés de Cultura (ILC), dependiente de la Diputación de León, los criterios para acceder a ella son casi imposibles. La ayuda, explica, está destinada a juntas vecinales o ayuntamientos, pero no existe casi ningún palomar que sea de su propiedad sino que son de particulares, salvo algunas excepciones.

Algo que la propia Irma le trasladó al presidente de la Institución provincial, Juan Martínez Majo, y que éste se comprometió a solventar. Precisamente para poder ser restaurado, el palomar de Carracedeo fue municipalizado y rehabilitación tras inversión de 24.000 euros.
Una situación similar ha ocurrido con el palomar de Villaverde de Sandoval, cuyos propietarios lo han cedido al Ayuntamiento durante 25 años para que así pueda beneficiarse de esta ayuda económica y ser restaurado.

Para Irma Basarte, las razones por las que los palomares están prácticamente en peligro de extinción residen en que no aportan nada a sus propietarios y éstos los dejan caer. "Mucha gente que los tiene en medio de un finca... como no aportan nada, los tira, así nos quedamos sin palomares", explica.

Irma Basarte
Irma Basarte

No sólo no aportan ningún beneficio económico, sino que incluso pueden suponer un gasto ya que en muchos casos, pagan impuestos "a precio de chalé a medio del campo". Por otro lado, tampoco tienen ningún tipo de protección patrimonial por lo que en muchas ocasiones sus dueños optan por demolerles o dejarles caer.

Exposición itinerante

Todo este trabajo de investigación tomó también forma de exposición, 'Palomares de León. Utopía en el Camino', producida por el Museo Etnográfico de Mansilla de las Mulas y que permanecerá abierta hasta el 25 de junio. Un proyecto realizado a través de la colaboración entre la Asociación de Amigos de los Palomares de León y el propio museo.

Posteriormente, la muestra se hará itinerante y el objetivo es que pueda verse en distintos puntos de la provincia de León. A este respecto, se ha hecho un llamamiento para que todos aquellos museos o centros culturales que quieran albergar esta muestra lo soliciten.

La exposición está compuesta por paneles explicativos, video proyecciones, montajes fotográficos y dioramas o colaboraciones visuales, gráficas y literarias. También se han incorporado las piezas de la colección de maquetas de palomares leoneses con la que cuenta la Diputación, que fueron una donación del artesano especialista José Antonio Carbajo, de los 15 tipos formales y materiales representativos de la geografía provincial.

Irma Basarte
Irma Basarte
Publicado en iLeon.com
Irma Basarte10.-

La exposición temporal itinerante Palomares de León. Utopía en camino se podrá visitar hasta el 25 de Junio en el Museo Etnográfico Provincial de León


La misión de esta exposición, Utopía que no Quimera, es difundir para sensibilizar sobre la conservación y protección de los más de 1300 palomares existentes en la provincia de León. La exposición da a conocer por medio de imágenes y datos recopilados por la Asociación de Amigos de los Palomares de León, el estado de los palomares de nuestra provincia. Podéis visitarla hasta el día 25 de Junio en el Museo Etnográfico Provincia de León, ubicado en Mansilla de las Mulas.

La finalidad de la muestra no se extingue en junio, sino que pretende se convierta en itinerante en préstamo desde la propia Diputación de León y la Asociación, para poder exhibirse en esencia en diferentes instituciones tanto provinciales como nacionales (centros culturales, casas de León, salas de exposición, etc.). De hecho varios Museos de la provincia de León y alguna Junta Vecinal ya nos han solicitado esta exposición.


 

Post publicado en el periódico digital iLeon.com

Irma Basarte10.- 

#UtopiaPalomaresR3 Podcast del programa El bosque habitado de Radio 3 con Irma Basarte Díez

Pinchar sobre la imagen para escuchar el podcast

Pincha aquí para escuchar el podcast

Bienvenid@s a la utopía de una gran mujer que piensa que lo mejor de las utopías es que según caminas hacia ellas, estás cambiando el mundo. Hablamos de Irma Basarte Díez, más conocida como Utópica Irma por su blog La Utopía del día a día ¿Su quimera? Conservar TODOS los Palomares de León no cediendo en el empeño de que se conozcan todos ellos, que se respeten, que se valoren, que se conserven, que se restauren y que se disfruten ¿Por qué? Porque sabe, como sabemos tod@s que son una seña de identidad del Paisaje Cultural y del Patrimonio Etnográfico de la Cultura Tradicional.

La memoria, la identidad. Trabajar para que no desaparezcan, para que no se pierdan, para rescatar la tradición, el conocimiento, los saberes, las iconografías, las simbologías… Para ello, Irma Basarte, cuenta con la Asociación de Palomares de León y ahora presenta en el Museo Etnográfico Provincial de León, en el delicioso pueblo de Mansilla de las Mulas, parada y fonda del Camino de Santiago, su exposición itinerante, casi con alas, “Utopía en camino”. Allí estará hasta el 25 de junio. La Comunidad del Bosque acudirá una vez más a contemplarla y aprender el 24 de junio, tras una noche de San Juan en Palacios de Compludo. Porque para nuestra Guía de Utopías y Palomares, es más que una exposición. Es el trabajo de años para crear un inventario de palomares. Un inventario para conocer, difundir, respetar y, también, amar.

Defender y restaurar, visibilizar y disfrutar los palomares es un bioindicador para defender otras utopías. Lo decimos siempre. Irma lo piensa así. Tenemos que defenderlo todo a la vez. Porque una utopía iniciada, transitada, allana la senda del resto de utopías posibles. Para Irma es importante que hoy entiendas que desentrañar el alma de estas construcciones, más allá de la materia, de su olor a barro y piedra, a paloma y palomino, a teja, pizarra y madera… despertará en nosotros nuevas sensaciones y emociones, siempre conmovedoras.

Como se conmueve la Comunidad del Bosque que hoy ha escrito para Irma Basarte… Ignacio Abella, Eloísa Otero, Raúl de Tapia que es Raúl Alcanduerca, Felipe Zapico, Gabriel García Márquez, Alce Negro y Gustavo Duch. Curando cicatrices como el Hombre sin sombra, pero iluminado, Mikel Erentxun, nuestro guía musical de hoy.

Así que estira tus extremidades superiores, despliega las alas en busca del horizonte, haz volar tus raíces y rescata la memoria que nos devuelve la identidad… Sin duda, territorio conmovido… ¡Arriba las alas y las ramas!
11 jun 2017

Por cierto el hastag #UtopiaPalomaresR3 fue Treding Topic nacional

¡Arriba las alas, las ramas y la utopía!

http://www.rtve.es/alacarta/audios/el-bosque-habitado/bosque-habitado-utopia-palomares-irma-basarte-diez-11-06-17/4060380/



Publicado en el periódico digital iLeon.com
Irma Basarte10.-

Los palomares de León y La utopía del día a día en El bosque habitado de Radio 3


Este domingo a las 11:00h en El bosque habitado de Radio 3 gorjearemos, zurearemos o nos arrullaremos todos juntos, mil graciasss por haceros eco de mi pequeña GRAN utopía. ¡¡Arriba las alassss!! 

El domingo, UTOPÍA PALOMARES. Con Irma Basarte Diez

Bienvenid@s a la utopía de una gran mujer que piensa que lo mejor de las utopías es que según caminas hacia ellas, estás cambiando el mundo. Hablamos de Irma Basarte Díez, más conocida como Utópica Irma por su blog La Utopía del día a día ¿Su quimera? Conservar TODOS los Palomares de León no cediendo en el empeño de que se conozcan todos ellos, que se respeten, que se valoren, que se conserven, que se restauren y que se disfruten ¿Por qué? Porque sabe, como sabemos tod@s que son una seña de identidad del Paisaje Cultural y del Patrimonio Etnográfico de la Cultura Tradicional.

La memoria, la identidad. Trabajar para que no desaparezcan, para que no se pierdan, para rescatar la tradición, el conocimiento, los saberes, las iconografías, las simbologías… Para ello, Irma Basarte, cuenta con la Asociación de Amigos de los Palomares de León y ahora presenta en el Museo Etnográfico Provincial de León, en el delicioso pueblo de Mansilla de las Mulas, parada y fonda del Camino de Santiago, su exposición itinerante, casi con alas, “Utopía en camino”. Allí estará hasta el 25 de junio. La Comunidad del Bosque acudirá una vez más a contemplarla y aprender el 24 de junio, tras una noche de San Juan en Palacios De Compludo, en la sede de Tyto Alba . Porque para nuestra Guía de Utopías y Palomares, es más que una exposición. Es el trabajo de años para crear un inventario de palomares. Un inventario para conocer, difundir, respetar y, también, amar.

Defender y restaurar, visibilizar y disfrutar los palomares es un bioindicador para defender otras utopías. Lo decimos siempre. Irma lo piensa así. Tenemos que defenderlo todo a la vez. Porque una utopía iniciada, transitada, allana la senda del resto de utopías posibles. Para Irma es importante que hoy entiendas que desentrañar el alma de estas construcciones, más allá de la materia, de su olor a barro y piedra, a paloma y palomino, a teja, pizarra y madera… despertará en nosotros nuevas sensaciones y emociones, siempre conmovedoras.

Como se conmueve la Comunidad del Bosque que hoy ha escrito para Irma Basarte… Ignacio Abella, Eloísa Otero, Raúl de Tapia que es Raúl Alcanduerca, Felipe Zapico Alonso, Gabriel García Márquez, Alce Negro y Gustavo Duch. Curando cicatrices como "El hombre sin sombra", pero iluminado, Mikel Erentxun, nuestro guía musical de hoy.

Así que estira tus extremidades superiores, despliega las alas en busca del horizonte, haz volar tus raíces y rescata la memoria que nos devuelve la identidad… Sin duda, territorio conmovido… ¡Arriba las alas y las ramas!

Milllllllllllllllll graciassss María José Parejo Blanco, es un placer formar parte de la Comunidad del Bosque.

Arriba las alasssssssssssss, las ramas 
y  arriba la utopía...  
#Ubuntu

Post publicado en el periódico digital iLeon.com 


Irma Basarte10.-