sábado, 30 de junio de 2012

COLABORACIÓN: LOS PALOMARES EN EL SUR DE LEÓN #Salvemoslospalomares



Palomar del Molino de los Curas
 en Mansilla de las Mulas
Fotos y documentación Irma Basarte.
Texto: Irma Basarte, Toño Morala.

      En el suave arrullar de la noche, entre el ulular del búho, las palomas duermen tranquilas en la gran casa del palomar. Una construcción de origen popular y alejado de los berrinches del viento sobre los  árboles en otoño y cerca del agua para el baño matutino. Una destreza de la arquitectura de la supervivencia encima de una tierra de barro y guijarros sobre la que el ser humano ha tenido que doblegarse y pacientemente mimetizarse en el sano oficio de la vida. En el sur de León, entre otros patrimonios, se construyeron  palomares de diversas formas  y tamaños, pero todos al servicio del hambre en tiempos no  muy lejanos, y que las familias más pudientes construían para ayudar al sustento. Cabe también comentar lo terrible de las enfermedades en la posguerra y de entre ellas la tuberculosis, que hizo estragos en las poblaciones más humildes; los palomares y la cría de pichones palió en buena manera el hambre y parte de las enfermedades de la miseria. Entre  secanos y barbechos, oteros de fraguados ocres, alejados unos de los otros, los palomares vigilan a los horizontes. De barro, adobe o tapial en los muros, teja y madera son los materiales básicos empleados en los palomares que dibujan formas distintas según la planta sea circular, cuadrada, rectangular o poligonal. En las paredes interiores anidan las palomas y el acceso sólo es posible a  través de pequeñas aberturas situadas en el tejado; troneras de diversos tipos engalanan las entradas a los palomares. Una puerta apenas permite la entrada de personas, para dejar alimento, agua, recolectar los pichones y retirar la palomina que se destina al abono de los campos. 

Palomar de Valderas
Lo primero que se tenía en cuenta a la hora de levantar un palomar era su situación, fuera o dentro del poblado, pero siempre orientado al mediodía para que el sol diera de lleno, algo al parecer imprescindible para las palomas. Con los huecos de paso para la entrada y salida de palomas; siempre protegidas de los vientos del norte y cuyo tamaño impida el acceso al interior de las aves rapaces, sobre todo del milano. Una vez más, el azar, un alia­do pocas veces ausente de las mejores creaciones populares, o tal vez esa grandeza inherente a las obras realizadas con sabiduría y humil­dad, hacen posible que allí donde, aparentemente, sólo se pretendió una solución a un problema material, pueden encontrarse valores estéticos de gran sencillez ,pero con una belleza a contemplar. De vez en cuando uno se asoma a la arquitectura de las tracerías, respiraderos de gran belleza y singularidad; esta decoración se concentra en los tapiales o remates de la cumbre, ale­ros y muros guardavientos, con gran variedad de figuras y filigranas. De la palo­mina ya hablaba el hidalgo del Lazarillo de Tormes: «tengo un palomar, que a no estar derribado como está, daría cada año más de doscientos palominos. Y otras cosas que me callo...».

Palomar en Santas Martas
 En el sur de León destacan los palomares de barro,  esa tierra que nuestros antepasados supieron trabajar con agua y paja,  para hacer el tapial y adobe que sirvieron para construir esos maravillosos palomares que han ido llegando a duras penas hasta nuestros días. Estas viejas construcciones  están a punto de extinguirse si no empezamos a valorarlas como es debido, tanto las instituciones como los propios dueños, tienen o tenemos que mentalizarnos que debemos  conservarlos si no queremos que vuelvan a la tierra de donde han salido, puesto que en la actualidad parece que todo lo que huela a pueblo está condenado a desaparecer y no debemos permitirlo, ya que los caminos para ir a nuestros palomares tienen que seguir siendo de tierra y no de asfalto, como se pretende. 

Cuando paséis cerca de un palomar observarlo con atención, ya que tal vez estéis contemplando los últimos palomares que quedan en pie en nuestra provincia. Salvarlos a todos puede resultar una utopía complicada, pero las utopías se consiguen hacer realidad siempre y cuando se luchen por ellas, pero nunca desde el sofá, desgraciadamente este siglo XXI los hará volver a la tierra si no se toman medidas urgentes.

** Nueva colaboración de Toño Morala e Irma Basarte en el Blog del Museo Etnográfico de León: y seguimos con los PALOMARES.

sábado, 23 de junio de 2012

Conferencia sobre los palomares de León en el Museo Etnográfico de León #Salvemoslospalomares


Maquetas que donó Jose Antonio Carbajo al Museo Etnográfico de León
Jesús Celis (Director del Instituto Leonés de Cultura) e Irma Basarte Diez
Jose Antonio Carbajo, Concha Casado, Jesús Celis e Irma Basarte Diez




Concha Casado repartiendo postales de los palomares de La Cabrera a los asistentes
Jose Antonio Carbajo regalando un palomar de La Cabrera a Concha Casado


Cuelgo algunos de los momentos de la conferencia que se dió en el Museo Etnográfico de León, Concha Casado es la Presidenta de Honor de esta Asociación y para mi fue un placer haber estado rodeada y arropada por Jesús Celis, Concha Casado y Jose Antonio Carbajo.

Gracias al Museo Etnográfico de León por haberme invitado a la presentación de la pieza del mes. Las fotos fueron cedidas por el Museo.

Irma.-

Dos utópicos de los viejos palomares en un solo museo #Salvemoslospalomares


El palomar de Santas Martas
** Artículo publicado en La Crónica de León, pincha aquí para leerlo.

Los palomares protagonizan esta tarde la Pieza del mes’ del Etnográfico.

F. Fernández / Mansilla

Los palomares protagonizan una de las iniciativas habituales del Museo Etnográfico Provincial, la Pieza del mes. Para ello cuenta con dos singulares personajes, dos utópicos, José Antonio Carbajo e Irma Basarte.

Carbajo ha donado un buen número de ejemplares de su colección, una de las más completasde maquetas de palomares de León, especialista en este elemento particular al contar el Centro de Interpretación de Tierra de Campos en Paredes de Nava con una exhibición permanente de más de 250 maquetas.

La actividad se completa con una charla de la ‘gran utópica’, Irma Basarte, quien comenzó a interesarse por los palomares casi de manera anecdótica, para completar unos datos para su blog, y acabó enganchada en este mundo y ya ha catalogado cerca de mil representantes de estos modestos elementos arquitectónicos en la provincia de León. “Desde 2008 escribo en este blog sobre cosas de León, en general, y al buscar información sólo encontré una publicación sobre palomares de León, de Díez Anta. Así que empecé en 2009 a visitar palomares”. La realidad que ha encontrado no es muy alentadora. “Muchos están muy deteriorados y otros están muy mal restaurados, que hay casos, o muy deteriorados y con pocas vistas de que se vayan a recuperar pues la cría de pichón ha caído en desuso”.

Distinta es la pasión de José Antonio Carbajo, palentino afincado en el País Vasco. “Me inscribí en un taller de barro en Vitoria, y después de practicar con jarrones, decidí probar con palomares, que es el recuerdo que siempre tuve de mi tierra”. Ha preferido donarlos al museo pues, explica, “si quisiera cobrar el trabajo que llevan me llamarían ladrón”.



Irma.-

jueves, 21 de junio de 2012

PIEZA DEL MES: JUNIO 2012 PALOMARES DE LEÓN: Colección-Donación Maquetas del Museo. CONFERENCIA: Elaboración del Censo de los Palomares de León. #Salvemoslospalomares

** Dicho artículo apareció publicado en la web de Museos de Castilla y León y en el Museo Etnográfico de León pincha aquí para más información.
Artesano: José Antonio Carbajo Pérez (Maquetista).
Investigadora: Irma Basarte Díez.

Sábado, 23 de Junio 18,30 h.
Capilla de los Villafañe, Planta Baja -Museo Etnográfico Provincial de León.
Mansilla de las Mulas. Actividad gratuita.

 
El presente mes de Junio coincidiendo con el 25º Festival de Música Española que acogerá el Museo Etnográfico Provincial de León el mismo sábado 23, se presenta de manera previa en el Museo el Programa Pieza del Mes, eligiendo una de las más completas colecciones de maquetas de palomares de León que han sido realizadas y donadas al Museo por el artesano D. José Antonio Carbajo Pérez, especialista en este elemento particular al contar el Centro de Interpretación de Tierra de Campos en Paredes de Nava (Palencia) con una exhibición permanente de más de 250 maquetas de palomares de Castilla y León y del mundo, fruto de su minucioso trabajo.

El artesano, a pesar de residir fuera de la comunidad, fruto de su voluntad particular y de su estrecha ligazón directa familiar a León donde acude regularmente, decidió colaborar con el Museo Etnográfico Provincial realizando una completa serie de palomares tipológicamente representativos de los existentes en León.

Para ello la colaboración entre el artesano con una investigadora incansable y autodidacta como Dña. Irma Basarte Díez, que lleva varios años invirtiendo sus esfuerzos personales con la sola voluntad y pasión por esta arquitectura popular, para incentivar a la suma de todos los esfuerzos posibles en la conservación, promoción, difusión y salvaguarda de este elemento representativo de la cultura popular y es también partícipe del resultado de que llegara al Museo la iniciativa de reproducir estos modelos, mediante 14 ejemplares de los aún hoy existentes, seleccionados en pueblos como Alija del Infantado, Berlanga del Bierzo, Galleguillos de Campos, Izagre,  Joarilla de las Matas, Matanza de los Oteros, Nogales, Robledo de Losada, San Juan de la Mata, Santa María de Carracedo, Santas Martas, Tombrio de Arriba, Valverde Enrique o Villacelama.

En definitiva el Museo pasa a poder ofrecer una representativa colección que permite una aproximación didáctica y tiflológica a este elemento señero del patrimonio etnográfico leonés, y también un auténtico modelo completo comparativo visual y formal de la panoplia de esta arquitectura auxiliar en función de los componentes, formas, tipos y demás que pueden ser mejor explicados en función de sus ecosistemas, medios, comarcas, historias, personas, etc..

Es por ello que en esta ocasión y de manera conjunta, merece la pena que la investigadora Dña. Irma nos presente el proyecto que aún está en fase de realización sobre el Censo de los Palomares de León, que ya en fase avanzada, puede adelantar sus fines, objetivos, métodos, medios así como los demás pormenores que nos acerquen la realidad de esta investigación y de la situación actual de este tipo de arquitectura vernácula, así como también las actividades de recuperación y difusión, que incluso desarrolla con ayuda de las nuevas tecnologías y de las redes sociales, en las que por otra parte hay que decir, magnífica bloguera y twitera en su blog “La utopía del día a día”, donde además de informar y comentar, opina, discute, participa y suma, con una base de respeto y optimismo digna de encomio en estos días.

 http://unmundofeliz-irma.blogspot.com.es/2010/01/palomares-de-barro-jose-antonio-carbajo.html.

Post publicado en el blog de Ileon.com  

Publicado también en el Diario de León pincha aquí para más información.

Y en el diario digital de Leonoticias pincha aquí para más información.

Gracias a todos por confiar en mi utopía y ojalá consigamos entre todos hacerla realidad.


Irma.-

miércoles, 20 de junio de 2012

Los palomares de León y La utopía del día a día en el MUSAC #Salvemoslospalomares

** Hace unas semanas recibí un email de Olalla Gómez, para hacer algo con el blog "la utopía del día a día",  está claro que al final nos juntamos todos los utópicos,  alguien del Diario de León la facilitó mis utopías y ahí nos pusimos manos a la obra.

Gracias a Olalla el filandón ya tiene código QR, si aun no conoces su proyecto pincha aquí,  es un trabajo muy interesante el que se trae entre manos, me pidió que hablase de alguna de mis utopías o de algún rincón de León y ¿dónde creeis que la llevé? lo pasamos bien y este sábado 23 inaugura su exposición en el MUSAC, mostrando un filandón desde otro punto de vista, cada uno la íbamos contando una historia y una visión diferente de nuestra ciudad.

A corto plazo el palomar de Papalaguinda también tendrá su código QR, este palomar aun no lo tengo inventariado ya que será con el que ponga el punto final de mi trabajo y aun me quedan varias comarcas para llegar a él.

Así que puedo decir que mi utopía y nuestros palomares han pasado por el MUSAC, está claro que tenemos una utopía con arte "contemporáneo".

Suerte con lo que estás haciendo Olalla, que la vas a tener y gracias por contar con mis utopías...

Post publicado en el blog de Ileon.com  
Irma.-