domingo, 12 de octubre de 2014

El palomar ‘cojo’ del monasterio de Carracedo #Salvemoslospalomares


Pincha aquí para leer el reportaje publicado en el Diario de León

El palomar ‘cojo’ del monasterio

Proyectan una intervención urgente en el edificio de Carracedo que el pasado invierno ya perdió su cubierta . Un matrimonio holandés ha comprometido fondos para acometer la restauración del criadero de palomas más antiguo de cuantos están datados en la provincia de León . Su generosidad no se sabe si llegará a tiempo para salvar esta construcción de 1769, anexa al recinto monacal de Carracedo


  • Imagen del palomar a restaurar tomada desde la balconada del monasterio. - l. de la mata
    Imagen del palomar a restaurar tomada desde la balconada del monasterio. - l. de la mata

j. c. f. | ponferrada 12/10/2014 
 
El pasado invierno se vino abajo su techumbre. La llegada de los primeros rigores de la nueva temporada invernal hacen temer por su total destrucción. Una pérdida irreparable al tratarse del palomar más antiguo de cuantos están documentados en la provincia de León.

El criadero de palomas, o lo que de él se mantiene en pie, es visible para los visitantes que se acercan al Monasterio de Santa María la Real de Carracedo y se asoman al corredor del edificio monacal. Los achaques, la ‘cojera’ del criadero de palomas centenario, ‘por la carrera de la edad, cansado’, han hecho saltar todas las alarmas y movilizar tanto a los amantes de este tipo de construcción como a la administración local para intentar su recuperación.

El año de su construcción, 1769, grabada en el dintel de entrada al criadero de palomas, es su mejor aval para saltarse cualquier lista de espera e ingresar directamente en la UCI desde que dé los primeros pasos hacia la recuperación total del esplendor de antaño.

Una recuperación que se ha presupuestado en torno a los 20.000 euros, pero que lleva aparcada desde hace dos años. Una demora motivada, contrariamente a lo que suele ser habitual en estos tiempos no por la falta de fondos con los que acometer la inversión, sino por problemas con la propiedad de la finca en la que se ubica el palomar. «Hay un problema, como suele ser, por desgracia, demasiado habitual con las herencias y, al parecer sus últimos propietarios podrían ser unas personas que ahora residen en el extranjero y está siendo difícil contactar con ello, que es lo que está retrasando todo el proceso», apunta el regidor de Carracedelo, Raúl Valcarce.

El otro problema, el del dinero, está resuelto. «Hace dos años se puso en contacto con la asociación un matrimonio de Holanda interesándose por restaurar un palomar. Les expusimos este caso, y que este tipo de mecenazgos era mejor realizarlos a través de una asociación y una institución, de hecho se les remitió al ILC, y les pareció bien», señala Irma Basarte, miembro de la Asociación de Amigos de los Palomares de León y autora de un inventario de los palomares de la provincia que se encuentra en proceso de elaboración. «De hecho ahora estamos inventariando los del Bierzo y el Páramo», apunta Basarte, quien no duda en animar a los bercianos a colaborar —poniéndose en contacto con ella— en esta labor de catalogación.

Por su parte, desde el Ayuntamiento, y con la tutela del ILC, se quiere intervenir de inmediato en la recuperación. Para ello, están barajando, si no se encuentra una solución al problema surgido con los propietarios, a incoar un expediente de ruina y proceder a su restauración, al objeto de complementar al edificio monacal al que hasta la desamortización estuvo ligado.

El palomar ‘cojo’ del monasterio ( Diario de León - 12/10/2014 )

Artículo publicado en el Diario de León

Casualmente parece que por el camino de la utopía nos vamos encontrando los utópicos.

Irma.-