lunes, 30 de marzo de 2015

El palomar más antiguo de la provincia de León comenzará su restauración esta primavera #Salvemoslospalomares


El palomar más antiguo de la provincia comenzará su restauración esta primavera.

Costará 24.000 euros, que serán aportados por una pareja holandesa: Hanneke y Ruud Loman, a través de la Asociación de Amigos de los Palomares.

N. González. Ponferrada (Lunes 30.03.15 - La Nueva Crónica)

Dintel a la entrada del palomar, que lo fecha
como el más antiguo de León
Hanneke y Ruud Loman son un matrimonio holandés con una afición muy singular: los palomares y toda la curiosa relación que el ser humano ha establecido con estas aves. Y un día descubrieron por Internet a otras personas que compartían esta pasión: la Asociación de Amigos de los Palomares de León y se pusieron en contacto con ellos para ayudarles en la conservación de los palomares de la provincia. Entre todos los proyectos, escogieron el de recuperar el palomar más antiguo de León, o al menos el más antiguo fechado: el del monasterio de Santa María de Carracedo.

Este palomar data de 1769, tal como atestigua una placa a su entrada, y fue usado por los monjes cistercienses para la crianza de las palomas, hasta la desamortización del monasterio.

"Hace tres años que se pusieron en contacto con la asociación. Querían restaurar un palomar en España, país al que están muy ligados, y al final se decidieron por éste, que es el más antiguo fechado en la provincia de León", explica Irma Basarte, de la Asociación de Amigos de los Palomares de León.

Las restauración ha tenido que sortear varios obstáculos. El primero: la dificultad de encontrar a su dueño. "En el Ayuntamiento no había ninguna documentación sobre su propietario, así que tuvimos que declarar el inmueble en ruina y publicarlo en el Boletín Oficial de la Provincia para ver si salía quién podía ser su dueño" explica el alcalde de Carracedelo, Raúl Valcarce.

El palomar del monasterio de Santa María
de Carracedo, en el municipio de Carracedelo
Ahora, una vez que ya ha pasado el período de exposición pública sin que nadie haya reclamado ni demostrado la propiedad del palomar, la restauración puede comenzar.

El coste previsto son 24.000 euros, que aportarán Henneke y Ruud, y con ellos se consolidarán las paredes del palomar, se limpiará de vegetación su interior y sobre todo se arreglará el tejado, que se vino abajo hace dos inviernos a causa de su deterioro. Se prevé que las obras comiencen esta primavera y que duren poco tiempo.

"Tal vez en un mes ya esté finalizada la obra, lo importante es actuar pronto porque el palomar está en muy mal estado y comido por la maleza. El Ayuntamiento ya había limpiado algo el entorno y se podía acceder a él, pero la edificación está muy dañada", explica Basarte. El palomar es una estructura muy típica en la provincia: redondo y con tejado a un agua. Dentro están los espacios para las palomas y, a la entrada, el dintel de piedra con la fecha de construcción.

"El palomar forma parte del monasterio y pertenece al siglo XVIII, cuando tenía una pujanza importante. Los palomares eran una fuente de riqueza por los pichones y también por la palomina, que se usaba como abono para el campo", explica el director del Instituto Leonés de Cultura, Jesús Celis. 

Sobre su antigüedad, Celis asegura que la placa que indica el año de construcción corresponde a la edificación, así que "aunque no sabemos si es el más antiguo, desde luego es el más antiguo fechado". "Ahora hay que reponer la cubierta y consolidar las paredes, por suerte la fábrica es de buena calidad, aunque esté muy deteriorado".

Piden colaboración para catalogar y conservar palomares en la comarca berciana.

Interior del palomar, con maleza y tejado
caído hace dos inviernos
La Asociación de amigos de los Palomares de León pide colaboración a la sociedad berciana para descubrir y catalogar palomares en la comarca y así poder contribuir a su difusión y conservación.

Su portavoz Irma Basarte, que está realizando un inventario de palomares de León, reconoce que la zona del Bierzo es la que menos estudiada está por la asociación. "Así que me gustaría que la gente se involucrara. Por ejemplo, enviando fotos o localizando palomares que tengan en su zona". Los que deseen colaborar pueden enviar información al correo electrónico Irma.Basarte@gmail.com

Reportaje publicado en la Nueva Crónica, Lunes 30.03.15

Irma.-